• ... Sin eventos.....

    • ... Se ruega leer las normas y reglas. Leer aquí

    • Bienvenido..


     
    Calificación:
    • 0 votos - 0 Media
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    Una isla para cada día del año


    Colaborador

    Coaching by design


    *****
    2,023


    Una isla para cada día del año
    En la Costa Verde brasileña, Angra dos Reis se define por sus playas variadas Y aguas color esmeralda. Es ideal para bucear, pasear en velero y surfear.

    İmage

    A 151 kilómetros al sur de Río de Janeiro, la tierra se vuelca sobre el mar y, en su fusión, salpica de islas el horizonte y forma lo que se conoce como Angra dos Reis . La ciudad, ubicada al borde del continente, ofrece al viajero un paisaje colmado de colores: una bahía de aguas esmeraldas, playas blancas y doradas y una vegetación teñida de distintos tonos de verde. Al caminar por sus calles y embarcarse en travesías por el mar, los pobladores describen al turista sus atractivos. “Angra dos Reis cuenta con más de 300 islas y 2.000 playas”, repiten con entusiasmo. Muchas veces, el dicho popular va aún más allá e indica que, en realidad, son 365 entre islas e islotes. “Tiene que quedarse un año y conocer una por día”, alienta un guía.

    İmage

    Desde la inmensidad del Atlántico o desde tierra firme, Angra dos Reis desborda escenografías de ficción a las que se puede llegar serpenteando la ruta BR – 101, que descubre morros y bahías a su paso. El trayecto no demanda una gran inversión de tiempo: tres horas en auto desde el aeropuerto de Río o una desde Mangaratiba, ciudad vecina que alberga cadenas hoteleras en las que el recién llegado puede tener una estadía con todas las comodidades, sin la necesidad de abandonar el complejo turístico.

    La costa continental, acompañada en paralelo por la autopista Estrada do Contorno, tampoco decepciona. Ofrece playas que van desde las más pobladas como la Praia do Bonfim, cubierta de bares y posadas, hasta las casi desérticas como Praia da Figueira.

    La vegetación florida de Angra no es casual. La ciudad forma parte de la Costa Verde de Brasil . Los montes selváticos que la escoltan, las casas edificadas en altura y su muelle –con barcos de madera amarrados en forma despreocupada y, a la vez, armónica– enamoran a primera vista al visitante, que jurará nunca romper el romance con esa sección del litoral.

    Rumbo al paraíso
    Los atractivos en tierra son innegables, pero la riqueza de Angra se manifiesta en sus islas. Las hay de todo tipo: pequeñas, inmensas, perdidas en el horizonte o tan cercanas y similares como para denominarlas mellizas. En todas, los tesoros de la naturaleza van ganando en altura y profundidad, destacándose también en el lecho marino.

    Los pasos seguían el relieve irregular de la isla. El trayecto se repartía entre diez minutos cuesta arriba, otros cinco en pendiente y el ciclo se repetía. Palmeras, cañas de bambú, eucaliptos y hojas con la forma de la oreja de un elefante enmarcaban el sendero. Tras media hora de caminata, la intensidad de la vegetación comenzó a mermar. La tierra oscura se fue transformando en un polvillo más ligero y blanco, similar a la arena. Fue entonces cuando la mata atlántica abandonó la escena y entregó el protagonismo a la playa Lopes Mendes. Un paraíso de tres kilómetros de extensión conocido por ser uno de los más bellos de Brasil y uno de los preferidos de Ilha Grande. En especial, entre surfistas que la eligen por sus olas.

    Su nombre no deja lugar al misterio: Ilha Grande cuenta con un territorio de casi 200 kilómetros cuadrados, se ubica a la entrada de la bahía de Angra y está conformada por un centenar de playas, cada una con sus particularidades. Por sus calles de arena no circulan colectivos ni autos. Los únicos vehículos que están autorizados para transitarla son un camión de bomberos, una ambulancia y un patrullero.

    Villa de Abraão es el poblado dominante de la región. La localidad concentra la mayor cantidad de posadas, hoteles y hostels y aglutina la oferta gastronómica. En su muelle desembarcan centenares de turistas que buscan empaparse de postales paradisíacas y alejarse de las populosas playas cariocas como Copacabana e Ipanema.

    Su historia comenzó a tener importancia entre los siglos XVI y XIX como reducto para el tráfico de esclavos y el contrabando de mercadería. Cuentan que los piratas se escondían entre sus bahías, a la espera de víctimas (es decir, buques de banderas extranjeras).

    Actividades en la playa
    A fines del siglo XIX, en tiempos de Don Pedro II, la isla cobró rumbos nuevos. Por entonces, el emperador de Brasil mandó a construir el Lazareto, un complejo sanitario de cuarentena para leprosos e inmigrantes que tenían cólera o sufrían otras enfermedades contraídas en altamar. Años más tarde, el hospital fue utilizado como prisión. Algunos de sus muros y calabozos aún permanecen firmes, invadidos por la naturaleza salvaje que los rodeó de follaje. Una poco exigente caminata desde el muelle de Villa de Abraão permite apreciarlos.

    En Ilha Grande, las propuestas son para todos los gustos: se puede bucear en las profundidades de la Lagoa Verde y de la Lagoa Azul; embarcarse en escunas (veleros que cuentan con más de dos mástiles e imitan a barcos antiguos); arrojarse mar adentro para nadar entre peces de colores; surfear en Lopes Mendes; broncearse en una playa negra (el cuarzo de la arena brinda ese tinte) o tirarse panza arriba a disfrutar de la lectura bajo el abrigo del sol.

    Entre los lugareños, “experimenta” es una expresión muy utilizada. Suplanta al argentinizado “probá” o, en versión neutral, “prueba”. La geografía de Angra dos Reis y su bahía desbordan postales de ensueño. Demandan ser experimentados.



    MINIGUIA

    COMO LLEGAR. Aerolíneas Argentinas vuela desde Buenos Aires hasta Río de Janeiro desde $ 2.528 (ida y vuelta) en clase económica. LAN realiza el mismo trayecto desde US$ 670 en clase económica y desde US$ 803 en clase Premium (ida y vuelta). Informes y reservas en http://www.aerolineas.com.ar y http://www.lan.com El traslado desde el aeropuerto de Río de Janeiro hasta Angra dos Reis cuesta desde US$ 61 (servicio regular) hasta US$ 163 (servicio privado). El viaje dura 3 horas. Informes: http://www.angratours.com.br

    DONDE ALOJARSE. En Angra dos Reis, el Hotel Melia Angra Marina y Convention Resort, con servicio all Inclusive: la habitación simple cuesta US$ 446; doble, US$ 537 y triple, US$ 670 por noche (incluye impuestos). En el Hotel Golden Tulip Porto Bali: la habitación doble cuesta US$ 227 por noche (con impuestos). Incluye desayuno, aire acondicionado, TV con cable y acceso a Internet.

    En Ilha Grande, Pousada Caiçara, ubicada frente al mar: habitación doble, US$ 201 por noche en temporada alta. Incluye desayuno brasileño. En Asalem Village, situada sobre la bahía de Abraão: habitación doble US$ 316 por noche en temporada alta (con impuestos). Incluye desayuno brasileño, aire acondicionado, utilización de hamacas y conexión a Internet. Cada habitación cuenta con vistas a jardines japoneses.

    CUANTO CUESTA. Paseo en escunas desde el puerto de Angra dos Reis hasta Ilha Grande, US$ 3 por tramo. Traslados en catamarán, salidas todos los días, US$ 19 por tramo. Lancha privada con horario y punto de partida es a convenir, desde US$ 195 hasta US$ 650. Una comida con bebida, plato de pescado para compartir y postre, 125 reales (US$ 60). Una excursión de pesca en Ilha Grande cuesta 80 reales (US$ 39), con equipo y traslados.

    "De todas las maravillas que he oído, la que mayor asombro me causa es que los hombres tengan miedo."
    Julio Cesar - W. Shakespeare

    Pinterest
    Facebook
    04-01-2013 09:49 PM
    Buscar Responder


    Super moderadores

    Nacido de nuevo


    ******
    734

    RE: Una isla para cada día del año
    Me pregunto en que isla estare yo, el dia de mi cumpleaños... Buen aporte
    05-01-2013 12:57 AM
    Buscar Responder


    Salto de foro:


    Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

    Acerca ForoNsN - New Softwarez Network

    Somos una comunidad abierta a todo tipo de persona, con ganas de aprender y compartir todo tipo de conocimiento!

    ""El Don más grande que podemos hacer a otros no es compartir con ellos nuestra riqueza, sino hacerles descubrir la propia""

     

    Información