Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Turismo en Paraguay - Ruinas Jesuiticas
Colaborador
Nivel: 37 [Nivel]
Rango : 8%
RangoRango
Actividad : 3%
ActividadActividad
Experiencia : 14 %
ExperienciaExperiencia
Fabian_vb OFF Coaching by design *****

  • 2,024

  • 1,186

  • 29







Respuesta: Turismo en Paraguay - Ruinas Jesuiticas 2024 - 1,186 - 29   06-11-2012, 10:27 PM
"Las ruinas Jesuitas de Trinidad"

İmage

"PATRIMONIO UNIVERSAL DE LA HUMANIDAD" Esta reducción es considerada como "la mayor y mejor de todas las Misiones". A las ruinas de Trinidad se puede acceder por la Ruta VI (Encarnación - Ciudad del Este) a la altura del Km. 28, y se encuentra a 400 Km. de Asunción. La ubicación es estratégica y permite visualizar todo su entorno. Esta asentada sobre los picos de nivel más elevadas, y en los días de mayor claridad incluso puede verse el conjunto de las Ruinas de Jesús. Estas ruinas son consideradas las más interesantes y sugestivas de todas. Sus principales arquitectos fueron los jesuitas Juan Bautista Primoli y Antonio Grimau. Entre los elementos que merecen especial atención figuran el púlpito en piedra cuyas piezas suman más de mil, el cual fuera ornamentado con las figuras de los Evangelios donde aún pueden observarse restos de colores y dorados.

İmage

San Ignacio Guazú
El friso de los ángeles músicos constituye otra enorme e impresionante pieza que merece ser mencionada. En él pueden observarse una fila de ángeles en actitudes musicales ejecutando instrumentos tales como el clavicordio, órgano de tubos, trompetas, clarines, flautas y el arpa paraguaya; una prueba visual del grado de sofisticación de la música en las reducciones. Especial atención merecen las dos portadas que dan acceso a la sacristía por su proporción y recargo en el decorado.

İmage

Santiago
Quizás lo más llamativo a primera vista constituya el conjunto de arquería que se observa hacia el oriente de la Iglesia. Se constituyen por un grupo de casas de indios formadas por habitaciones seguidas. Cada grupo de casas se constituyen de ocho arcos hacia el frente que miran a la plaza principal. Estas galerias de piedra nos hacen pensar en puentes o acueductos romanos. Otro detalle característico lo constituyen los rosetones de piedra labrada que aparecen sobre los dinteles.

İmage

Santa Rosa
Cada cuerpo de vivienda mide 20 metros y está separado del siguiente por medio de una calle. Estas viviendas debieron ser particularmente envidiadas por los españoles que visitaban la reducción. También la torre situada a cierta distancia de la Iglesia es excepcional ya que pudo haber sido el campanario de una Iglesia provisoria o una torre tipo atalaya. Esta tiene una base cuadrada de sólida construcción y junto a ella se observan restos de una capilla. En la sacristía se ha instalado un museo histórico así como en una de las galerías. En ambas pueden observarse partes de piezas esculpidas en arenisca, restos de ángeles y santos, partes de algún friso con diseños de flores y frutas de la vegetación característica de la región e incluso en muchas de estas piezas se observan restos de colores de origen vegetal obtenidos y logrados por los indígenas.

İmage

Santa María de Fe
Los Jesuitas enseñaron a los indígenas, además de los conocimientos del "mundo civilizado" de aquel entonces, el arte de la música, la pintura, la escultura, el tallado de piedra y madera, entre otros. Los habilidosos indígenas guaranies supieron amalgamar además sus artes autóctonas, pues aprendieron a fabricar instrumentos musicales convirtiéndo hoy a este arte en un símbolo de la música paraguaya en el mundo... el arpa.

San Cosme y San Damián
Además de grandes arquitectos, los jesuitas junto con los indios supieron realizar hermosas esculturas en piedra.
La administración de las reducciones jesuíticas fueron también un ejemplo de la época, básicamente sus pobladores eran agricultores y ganaderos, un importante cultivo que es hasta nuestros días una tradición, es la Yerba Mate, la cual se utiliza para tomar infusiones frías como en el caso del tereré, o calientes como en el caso del mate.

Jesús del Tavarngue
Después de la expulsión de los Jesuitas, los pobladores indígenas de estas reducciones se dispersaron, volviendo a las selvas y quedando vacíos estos poblados hasta convertirse en ruinas, siendo algunas inclusive perdidas por completo. Los indígenas de aquellos días recibieron la enseñanza de una nueva cultura, pero ellos al igual que muchos otros pueblos de América poseían su propia cultura, sus propias creencias y por sobre todo también aportaron al mundo sus conocimientos botánicos, astrológicos, entre otros, que han sido de gran importancia.

Fuente:http://www.paraguay-novedades.info
0
"De todas las maravillas que he oído, la que mayor asombro me causa es que los hombres tengan miedo."
Julio Cesar - W. Shakespeare

Pinterest
Facebook


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)