• ... Sin eventos.....

    • ... Se ruega leer las normas y reglas. Leer aquí

    • Bienvenido..


     
    Calificación:
    • 0 votos - 0 Media
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    Llega la era de “Internet de las cosas”


    Colaborador

    Coaching by design


    *****
    2,023


    Llega la era de “Internet de las cosas”
    İmage

    La fantasía de levantarse por la mañana y que una máquina nos prepare un café con leche y tostadas, abra las persianas de la casa, nos vista y nos ponga el periódico en la mesa ha sido recurrente en la historia reciente de la humanidad. Basta recordar los numerosos ejemplos de la televisión y el cine.
    Desde hace una década esperamos que en cualquier momento aparezcan los autos, las casas, la ropa y los electrodomésticos inteligentes, todos funcionando interconectados. Y, como suele suceder cuando este tipo de ilusiones se tornan realidad, resultan ser mucho más sofisticadas que sus versiones imaginarias.
    Ese momento ya casi está acá y tiene un nombre poético: internet de las cosas (the internet of things en su origen anglosajón), una tecnología que puede cambiar profundamente la manera en la que nos relacionamos con nuestro entorno.

    El murmullo de los objetos
    Con la internet de las cosas, los objetos desarrollarán su propia inteligencia y hablarán entre ellos, es decir, podrán comunicarse con otros objetos y su entorno mediante microchips conectados a la red.
    Hoy, las personas somos los mayores generadores de datos de internet, pero con todos los objetos conectados el mundo físico se convertirá en un gran sistema de información. Según un informe de Cisco Systems, actualmente hay 14.000 millones de dispositivos enchufados a la red, pero en 2020 esta cantidad se habrá multiplicado por cuatro o cinco. Esto significa que por cada habitante del planeta habrá más de seis "cosas" conectadas a internet.

    La sabiduría de las cosas
    Supongamos que tenemos una reunión a primera hora de la mañana, que se ha aplazado 45 minutos. Subida la información a la agenda compartida, nuestro despertador cambiará automáticamente, dejándonos dormir 45 minutos más, y nuestro auto empezará a calentar el motor, medio congelado por el frío, un buen rato después de lo previsto.
    Pero internet de las cosas no correrá solamente en los aparatos electrónicos. Desde 2011, una start-up alemana llamada Sparked está usando sensores en el ganado, de modo que cuando una vaca está enferma o preñada, el sensor envía un mensaje al granjero. Al final del año, cada vaca habrá transmitido un total de 200 MB de información.
    No solo se podrá monitorear la salud animal con pequeños sensores. Varios proyectos están experimentando con la posibilidad de conectar a los pacientes a internet, para así monitorear sus niveles de azúcar en sangre, la tensión arterial o el ritmo cardíaco. De este modo, el usuario se ahorrará muchas visitas al doctor y, además, podrá prevenir en tiempo real y a distancia posibles enfermedades.

    Justo ahora
    ¿Por qué esto no pudo suceder hasta ahora? De acuerdo al semanario The Economist, internet de las cosas será una realidad desde este 2013 por tres razones, principalmente.
    En primer lugar, para que cualquier dispositivo pueda transmitir datos a través de internet, necesita una dirección IP, una serie única de números que identifican al aparato y le permite transmitir datos por la red. En un principio lo tuvieron nuestras computadoras de escritorio y, más adelante, las laptops, smartphones, tabletas. Ahora, para que todo lo que nos rodea (incluidos tenedores, tazas, cortinas, bombitas de luz, bosques) pueda conectarse a la red, se necesitan millones de millones de direcciones IP prontas a ser asignadas.
    Cuando internet empezó a popularizarse en la década de 1980, se lanzaron 4.000 millones de direcciones IP con el protocolo IPv4, las cuales empezaron a escasear a finales de 2011. Con la migración al protocolo IPv6 que empezó en junio de 2012, la cantidad de direcciones disponibles aumentó a 340 trillones, de trillones. Esto debería permitir conectar cada uno de los objetos durante dos siglos.
    La segunda limitante superada es el ancho de banda. La popularización de smartphones y tabletas ha provocado una explosión de datos tan grande que superó la capacidad de la anterior conexión wireless, la 3G.
    El anterior escenario estaba saturado y no podía soportar que millones de objetos sumaran presión a las líneas. A medida que se expanda el 4G, internet de las cosas será posible.
    La tercera restricción es el costo de almacenamiento de todos los datos que estos objetos crearán. Hace un par de años, esto habría implicado una inversión económica imposible de asumir, pero con los numerosos servicios de almacenamiento de información en la nube que han surgido (Drive, Dropbox, SkyDrive, Mega, etc.) esto ya no será así.

    No es futuro todo lo conectado
    Según datos de Cisco, actualmente menos de 1% de los objetos están conectados a internet. Conectar el 99% restante es un enorme y complejo desafío.
    Para empezar, hay que culminar la transición al protocolo IPv6, que según los especialistas, está siendo más lenta de lo deseado. Estos problemas impiden garantizar la seguridad de internet en todo su recorrido, algo sumamente delicado.
    Se abre un nuevo debate respecto a la privacidad, la seguridad, la ética y la gobernanza, todos temas que recién están empezando a ser discutidos. De hecho, todavía están por adoptarse las normativas a nivel industrial.

    "De todas las maravillas que he oído, la que mayor asombro me causa es que los hombres tengan miedo."
    Julio Cesar - W. Shakespeare

    Pinterest
    Facebook
    06-06-2013 08:48 PM
    Buscar Responder


    Salto de foro:


    Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

    Acerca ForoNsN - New Softwarez Network

    Somos una comunidad abierta a todo tipo de persona, con ganas de aprender y compartir todo tipo de conocimiento!

    ""El Don más grande que podemos hacer a otros no es compartir con ellos nuestra riqueza, sino hacerles descubrir la propia""

     

    Información