• ... Sin eventos.....

    • ... Se ruega leer las normas y reglas. Leer aquí

    • Bienvenido..


     
    Calificación:
    • 0 votos - 0 Media
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    James Salter, ese don de transformar la vida en arte


    Colaborador

    Coaching by design


    *****
    2,023


    James Salter, ese don de transformar la vida en arte
    La nueva novela de uno de los secretos de la ficción estadounidense; espantar el aburrimiento con el sitio Open Culture; y un nuveo cuaderno para arrancar el año.

    İmage

    Un pequeño grupo de lectores en el mundo –algo como una sociedad secreta cuyos miembros no se conocen entre ellos– tienen el 2 de abril de este nuevo año marcado en sus calendarios. Es la fecha en que sale a la venta la nueva novela de James Salter, All that is . John Irving, que ya la leyó, dijo que le hubiera gustado a Shakespeare. Salter tiene 87 años. La última vez que publicó una novela fue en 1979. Esta nueva novela es su sexta. Además ha publicado dos colecciones de cuentos y un libro de memorias. Pero estas enumeraciones no significan nada. Son los datos brutos de una primera aproximación. Aunque escribió poco, para sus devotos nunca dio un paso en falso y su obra es casi perfecta. Su prosa es la envidia de centenares de autores mucho más reconocidos y prolíficos que él. Si no conocen a Salter ahora es el momento para leerlo. No pierdan un segundo más. Hay algo mágico en el hecho de leer a un gran autor mientras él aún vive. Poder entrar en el trance de sus libros y pensar, a la vez, que la persona que escribió lo que uno está leyendo ahora mismo respira y existe en este mundo. Salter es un sensualista y un bon vivant , pero también es un hombre de actos heroicos y vivencias glamorosas. Se recibió en la academia militar de West Point y fue piloto de combate en la Guerra de Corea. (Fue guionista de Hollywood y amigo de Robert Redford). A los treinta y dos años, con una esposa y dos hijos, dejó su carrera en la fuerza aérea para escribir. “Decidí escribir o perecer. Era como comenzar la vida de cero”, cuenta en un notable documental titulado Meet James Salter (que se encuentra en YouTube). Dice: “Cuando despegas completamente sólo esa primera vez es inolvidable. De repente sientes que tienes un par de alas y que puedes escribir algo glorioso”. Cuando uno lee a Salter la vida se convierte en algo más vívido. Es casi como el efecto de una droga. Cosas ignoradas como la comida, la luz y la ropa, se convierten en sustancias milagrosas. Cosas desgastadas como el sexo, los viajes o el hecho de conducir un auto se transforman en actos de infinita ternura y asombro. No he contado las cosas sobre las que escribe Salter o cómo lo hace. Sólo diré que Salter es uno de esos poquísimos escritores que te cambian la vida. Sus novelas nos convencen de que la vida es un milagro y que no hay tiempo que perder.

    Todos se han ido, nos queda el cine
    Mirá la ciudad qué vacía está. Nos dejaron atrás. Se fueron todos, sin avisarnos. Quedamos nosotros, como los sobrevivientes de una peste, como los freaks de la tribu excluidos de la gran migración. ¿Qué haremos con esta soledad y todo el tiempo por delante? Ver películas, verlas obsesivamente, con las persianas cerradas y el teléfono apagado. Que no se le ocurra a nadie interrumpir nuestro ocio. No hace falta salir de casa ni gastar un peso ni molestarse con la piratería. El sitio Open Culture (http://www.openculture.com) lista 500 películas gratis online. Por ejemplo, se puede comenzar por Stalker, de Andrei Tarkovsky. Ver sólo esta película podría llevarnos el verano entero. Después, a tono con el sopor veraniego, bien podemos pasar a Slacker, de Richard Linklater. Estrenada en 1991, esta es una obra magistral sobre el flanerismo contemporáneo, un tierno retrato de bellos vagos en la ciudad de Austin, Texas. Más tarde vale darle una mirada a un premiado documental de 2008 sobre el escritor de horror, H.P. Lovecraft. Recién empezamos. Quedan 497 películas en este archivo y una es mejor que la otra. El problema es que vamos a empezar a dudar si el verano nos dará suficiente tiempo. Y aquí hay otro problema: Open Culture –dedicado a difundir sitios culturales gratuitos online– también tiene (entre muchas otras cosas) una base de datos de 650 cursos impartidos por las mejores universidades del mundo. Por ahí se nos ocurre presenciar un seminario sobre economía marxista en The New School of Social Research, estudiar chino en Cambridge o tomar una clase de existencialismo en la literatura y el cine en Berkeley. De golpe dejamos de envidiar a la gente que está veraneando en Mar de Ajó o Punta del Este. Nuestra mente explota. El conocimiento es un laberinto encantado e infinito. El arte es realmente inagotable. La humanidad es bondadosa, porque comparte lo que sabe. No existe el aburrimiento.

    Cuadernos y libretas fetiches de escritores
    El año pasado el escritor mexicano Ignacio Padilla me confesó que toda su obra estaba escrita en unos cuadernos españoles que ya no se fabrican y que cuando su stock se agote no podrá escribir más. Conozco este estado de dependencia. El cuaderno ideal facilita el hábito de escribir y una vez que desaparece ese cuaderno aparece la parálisis. Hace tiempo que ando desamparado en este sentido, pero acabo de descubrir un nuevo cuaderno, casi perfecto. Es muy sencillo, de 15,5 x 21 cm., con páginas cuadriculadas, pero con puntos, el lomo está cosido con un austero hilo. Si lo buscan en las librerías lo van a encontrar.

    "De todas las maravillas que he oído, la que mayor asombro me causa es que los hombres tengan miedo."
    Julio Cesar - W. Shakespeare

    Pinterest
    Facebook
    14-01-2013 01:51 AM
    Buscar Responder


    Super moderadores

    Nacido de nuevo


    ******
    734

    RE: James Salter, ese don de transformar la vida en arte
    Buen aporte compañero
    14-01-2013 02:43 AM
    Buscar Responder


    Salto de foro:


    Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

    Acerca ForoNsN - New Softwarez Network

    Somos una comunidad abierta a todo tipo de persona, con ganas de aprender y compartir todo tipo de conocimiento!

    ""El Don más grande que podemos hacer a otros no es compartir con ellos nuestra riqueza, sino hacerles descubrir la propia""

     

    Información