• ... Sin eventos.....

    • ... Se ruega leer las normas y reglas. Leer aquí

    • Bienvenido..


     
    Calificación:
    • 0 votos - 0 Media
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    Conoce tu Router (2º parte)


    Super moderadores

    Super Moderador (STAFF)


    ******
    1,352


    Conoce tu Router (2º parte)
    İmage

    İmage


    Conoce tu router (IV): DHCP


    Llega el turno de un concepto que, sin ser excesivamente complicado, vamos a tocar un poco en profundidad para saber cómo funciona exactamente, se trata del DHCP. ¿Alguna vez os habéis preguntado por qué (suele) ser tan fácil instalar el router que nos proporciona nuestro ISP? Si no hay problemas, normalmente conectamos nuestro ordenador al router por cable o Wifi y automáticamente podemos ponernos a navegar por la red.

    Aquí, sin que nos hayamos dado cuenta, ha entrado el funcionamiento el DHCP y ha realizado la configuración de red de nuestro ordenador por nosotros. DHCP significa Dynamic Host Configuration Protocol (Protocolo de configuración dinámica de host) y es un protocolo que se encarga de darle a nuestro ordenador u otro dispositivo con acceso a la red los parámetros necesarios para conectar. ¿Cuáles son estos parámetros? Ya los conocéis, son la IP, la máscara de subred y la puerta de enlace, además de otros más como las DNS.

    El DHCP es un protocolo de tipo cliente/servidor, esto es que necesita de dos partes (dos máquinas por ejemplo) que se comunican entre sí para llegar a un acuerdo, como si de dos personas se trataran. En una red doméstica el lado del servidor está interpretado por nuestro router, que tiene en su interior un servidor DHCP, mientras que el papel de cliente lo realizan cualquier dispositivo que quiera conectarse a la red.

    Es vital saber que, en el lado del cliente, la opción para obtener la configuración por DHCP debe estar activada o si no esto no serviría para nada. Esta opción se puede encontrar fácilmente en la configuración de los dispositivos de red de nuestro sistema operativo. A veces, como ocurre en Windows, no se muestra explícitamente como DHCP sino que aparece una frase del tipo “Obtener automáticamente una dirección de red”.

    En el servidor ocurre lo mismo, si no está activada la opción de DHCP no haremos nada. Por fortuna, la opción suele estar habilitada desde el proveedor y es por eso que al conectar un router nuevo al ordenador ya podemos navegar tranquilamente. Si no es el caso, sólo haría falta entrar en la configuración del router y activar el servidor con un simple click.


    ¿Qué opciones que ofrece el DHCP?

    Desde el router podemos controlar nuestro servidor DHCP y es muy común encontrar ciertas opciones básicas dentro de dicho servicio para poder controlar mejor nuestra red. Para empezar hay que saber que, cuando el router le otorga una IP a un cliente, este préstamo es temporal y es muy posible que al volver a conectarnos días después el servidor DHCP le de una IP distinta al mismo cliente. En principio esto no afecta para nada, pero en caso de que por ejemplo queramos abrir un puerto, para lo cual necesitamos saber la IP del cliente en concreto en todo momento, esta asignación dinámica de IP se convierta en un engorro.

    Es por eso que desde el servidor DHCP podemos configurarlo para que asigne una misma IP a un mismo cliente. Para ello sólo tenemos que informarle la dirección MAC, que para no liaros más sólo diré que es una secuencia alfanumérica que se puede considerar la matrícula del cliente, la cual es única e irrepetible y que se puede encontrar en las propiedades del dispositivo de red. A esta reserva de IP se le llama asignación automática.

    Otra opción, interesante por temas de seguridad, es que podemos definir el rango de IPs que nuestro servidor tendrá a su disposición para repartir entre los clientes. Así, por ejemplo, podemos definir un rango de cinco IPs que vayan desde la 192.168.1.10 a la 192.168.1.15, mientras que para asignar IPs que existan fuera de ese rango, habrá que hacerlo de forma manual o automática, asignando una IP a cada dispositivo desde el servidor. Con esto cerramos un poco más las puertas ante posibles accesos a nuestra Wifi.


    ¿Cómo funciona el DHCP?

    Esta es la parte más técnica y profunda que os ofreceré en este post. En realidad no es necesario conocerla pero nunca está de más saber cómo funciona el DHCP. Al ser un protocolo, el mecanismo del DHCP se conforma de una serie de pasos ordenados que realizan una negociación entre el lado del cliente y el servidor. Los pasos, explicados de forma sencilla son los siguientes:

    İmage

    1. El cliente lanza un mensaje a través de la dirección IP de broadcast (255.255.255.255) que será captada por el o los servidores DHCP que estén dentro de su misma red. En este mensaje, llamado DHCPDISCOVER, se incluye cierta información que permite identificar al cliente. Se puede considerar esto como una presentación por parte del cliente y una petición de la configuración necesaria.

    2. El servidor DHCP que capta el mensaje DHCPDISCOVER responde con una serie de mensajes de tipo DHCPOFFER en el que se informan de las direcciones IP disponibles. Es como si el servidor le mostrara un catálogo al cliente para que elija la IP que desea.

    3. El cliente recibe los DHCPOFFER, elige uno, que contiene una de las IP disponibles, y manda otro mensaje por broadcast llamado DHCPREQUEST, con la elección de IP que ha tomado.

    4. De nuevo actúa el servidor. Recibe el DHCPREQUEST y crea un mensaje con toda la configuración que necesitará el cliente (IP, máscara de subred, puerta de enlace, etc). Mete toda esta configuración en un mensaje, llamado DHCPPACK y lo envía. En este momento, en el servidor ya está registrada la información del cliente, y la IP ya está reservada hasta que caduque o se libere de otra forma.

    5. Para terminar, el cliente recibe el mensaje DHCPPACK, saca toda la información proporcionada por el servidor DHCP y se autoconfigura. Así acabaría todo el proceso y los dos dispositivos ya se puede comunicar normalmente.

    Todo este proceso es lógicamente imperceptible e instantáneo, como todas las comunicaciones de este tipo entre nuestro router y el resto de nuestros equipos de red. Espero que esta breve explicación sirva para ayudaros a comprender (si no lo hacíais ya) la ordenada complejidad que hay detrás de cualquier sencilla acción que realizamos con nuestro router en casa.



    İmage


    Conoce tu router (V): DNS


    De nuevo vamos con un término que, si bien no es propiamente dicho uno de los elementos de nuestro router, sí que forma parte de su terminología y funcionamiento. Seguro que más de uno se habrá encontrado las siglas DNS al darse cuenta de que eran el problema de su incapacidad para navegar por la red, bueno, pues vamos a ver qué es el DNS y para qué sirve.

    Antes de nada, sepamos qué significa DNS: Domain Name System (Sistema de Nombre de Dominio), dicho así no aclara nada porque el término dominio dentro del mundo de las telecomunicaciones no es que sea algo fácil de percibir, pero en realidad es mucho más sencillo de lo que parece.


    ¿Qué es un dominio?

    Pongamos como ejemplo la dirección (o URL) de Google España, http://www.google.es, obviemos la www y separemos el resto de la dirección por el punto, obtenemos google y es. Cada una de estas palabras distingue un dominio, que se puede entender como una parcela dentro de Internet, en la que puede haber páginas web, ficheros, etc.

    Si empezamos desde la derecha tenemos el dominio .es, al cual, al igual que los dominios .com, .net, .org y otros muchos, se le denomina dominio de nivel superior y suele definir un país (por ejemplo .es es España) o el sector hacía el que está orientado el dominio (.com de comercial, .org de organización sin ánimo de lucro, etc).

    Dentro de cada uno de estos dominios de nivel superior cuelgan otros muchos subdominios, los cuales van definidos por la siguiente palabra de la dirección web. En nuestro ejemplo esa palabra es google. Así que google.es está dentro del dominio de Google en España, algo lógico. Esta jerarquía puede continuar y definirse más subdominios, por ejemplo calendar.google.com, m.twitter.com, etc.

    A fin de cuentas cada una de estas direcciones apunta a un servidor en el que está la web o la información a la que queremos acceder. Un momento. ¿No dijiste que los ordenadores necesitaban de una dirección IP para poder acceder a ellos? Pues esas direcciones no se parecen mucho a una IP. Cierto, y es aquí cuando las DNS vienen a rescatarnos.


    ¿Para qué sirve el DNS?

    Imaginad que queremos darle la dirección de una página genial a un amigo, no podríamos darle la dirección IP de dicha página por dos razones: es un engorro acordarse de tantos números y es muy probable que esa IP cambie con el tiempo.

    Es por eso que surgieron las DNS, un sistema para asociar las IP a direcciones completamente legibles, lo cual hace completamente innecesario acordarse de esos conjuntos de cuatro números.

    Entrando más en materia, cuando configuramos nuestro router, uno de los parámetros que solemos introducir son los DNS. Esto no es más que una dirección IP que corresponde al servidor DNS donde iremos a buscar la correspondencia nombre/IP. Sí, es irónico el tener que usar una IP para acceder a un DNS pero es la única manera de empezar.

    Una vez configurados (ya que normalmente se ponen dos IP, una para un servidor primario y otro secundario) el proceso se vuelve totalmente transparente para nosotros. Al teclear una dirección web en nuestro navegador, el router accederá al servidor DNS y preguntará por la IP del subdominio que hemos tecleado. El DNS mirará en su base de datos interna si tiene dicha IP, y en caso de que no sea así, automáticamente preguntará a otros servidores hasta encontrarla, devolverá dicha IP y actualizará su base de datos con la misma para futuras consultas.

    Tranquilos, siempre va a encontrar la IP que buscamos, a no ser que la dirección que hayamos introducido no esté registrada, en cuyo caso el navegador nos dirá que el dominio al que estamos accediendo no existe.

    Como consejo debo decir que muchas veces la lentitud en la navegación viene provocada porque el servidor DNS al que estamos accediendo no rinde de manera óptima. Si es nuestro caso la única solución posible es cambiar la IP de nuestro DNS y buscar otro que funcione mejor. Si no sabéis dónde buscar , en Bandaancha tenéis una completa tabla con el estado de cada uno de los principales DNS que se usan en España.



    İmage


    Conoce tu Router (VI): UPnP


    Tras las siglas UPnP se encuentra el término Universal Plug and Play, que a muchos les recordará aquel famoso protocolo que acompañaba a ratones, teclados y demás periféricos que aseguraban que su configuración era automática y para usarlos simplemente había que enchufarlos en nuestro ordenador y ya está. Aunque luego, en la realidad, no siempre era tan fácil.

    Esta es la misma filosofía del UPnP, pero trasladada al entorno de las redes, en donde busca una configuración inmediata y transparente en cuanto un nuevo dispositivo aparece en la red, principalmente cuando se tratan de dispositivos wireless. Pero antes hay que aclarar que no todos los routers y gadgets que hay en nuestra red lo soportan. ¿Por qué? Pues porque simplemente no es una arquitectura que saliera a la luz en los primeros días, así que si nuestro router o nuestra tarjeta de red es algo antigua (UPnP salió a la luz en Diciembre de 2008) no podremos hacer uso de él.

    Pero afortunadamente todos los dispositivos desde un tiempo atrás lo incluyen y su activación es realmente sencilla, sólo un simple click y a correr. Pero, ¿qué se consigue con el UPnP exactamente? Pues una configuración de red inmediata y una comunicación entre dispositivos libre de restricciones de seguridad ya que cada nuevo dispositivo entra de manera verificada en la red, esto último se traduce en la práctica en que, por ejemplo, no será necesario abrir puertos para usar normalmente aplicaciones de red. Ah, cierto, no lo he mencionado, el UPnP es un proceso software, por lo que en la práctica serán programas los que puedan hacer uso de él, desde un programa de BitTorrent hasta el firmware de un router.

    UPnP funciona a través de una serie de fases en las que realiza tareas específicas usando los distintos protocolos que tiene en su repertorio. He aquí una ligera descripción de cada uno de esas fases:

    - Direccionamiento: Usando el protocolo DHCP el dispositivo se autoasigna una dirección IP. Esta acción se denomina AutoIP y sólo funciona si hay algún servidor DHCP activo. Si no es así, hay que asignar una IP manualmente.

    - Descubrimiento:A través del protocolo SSDP (Simple Service Discover Protocol) el dispositivo se “anuncia” ante el nodo de control, por ejemplo, el router.

    - Descripción: Una vez descubierto, el nodo de control (recordemos, el router) accederá a una URL interna proporcionada por el dispositivo cliente en el paso anterior. En dicha URL se encuentra una descripción completa del mismo expresada en lenguaje XML, uno de los estándares más utilizados hoy en día.

    - Control: Usando el protocolo SOAP (Simple Object Access Protocol) el nodo de control envía un mensaje de control (valga la redundancia) al dispositivo cliente.

    - Notificación de evento: Similar al anterior paso pero en sentido contrario. Esta comunicación se produce siempre que se produzca algún cambio en el estado de nuestro dispositivo y que requiera una acción por parte del nodo de control, por ejemplo, mapear algún puerto para permitir una comunicación.

    - Presentación: Este paso es opcional y depende del dispositivo cliente, ya que se trata de la posibilidad de añadir una interfaz de control gráfica a la que poder acceder a través del navegador web y así controlar dicho dispositivo.

    Siendo pragmáticos, el UPnP simplemente es una manera de ahorrarnos trabajo y tiempo al evitarnos el configurar los dispositivos de nuestra red. Pero en detrimento lo que conseguiremos es una parcial pérdida de control sobre nuestra red, la cual se acentua más si estamos hablando de una red Wi-fi. Es por eso que el UPnP es mejor utilizarlo en compañía de las habituales medidas de seguridad caseras.


    İmage

    Para poder acceder a la tercera parte del Post, por favor, click aquí.
    Para poder volver a la primera parte del Post, por favor, click aquí.




    İmage


    Siempre a favor del conocimiento...
    (Este mensaje fue modificado por última vez en: 20-10-2012 02:42 PM por CrashOverride93.)
    20-10-2012 02:32 AM
    Buscar Responder


    Registrados

    Miembro


    ***
    110

    0
    RE: Conoce tu Router (2º parte)
    Muchas gracias por estos tutos
    20-10-2012 04:53 AM
    Buscar Responder


    Super moderadores

    Super Moderador (STAFF)


    ******
    1,352

    RE: Conoce tu Router (2º parte)
    De nada, para eso esto!!! PARA COMPARTIR

    (20-10-2012 04:53 AM)danover escribió:  Muchas gracias por estos tutos
    20-10-2012 05:02 AM
    Buscar Responder


    Registrados

    Miembro Senior


    ****
    616

    RE: Conoce tu Router (2º parte)
    genial informacion pero los imagenes no estan

    İmage
    (Este mensaje fue modificado por última vez en: 20-10-2012 06:48 AM por Guillermo-AST.)
    20-10-2012 06:44 AM
    Buscar Responder


    Super moderadores

    Team NsN


    ******
    1,027

    RE: Conoce tu Router (2º parte)
    excelente informaicon pra los que no tienen conocieminetos de redes
    20-10-2012 08:59 AM
    Buscar Responder


    Registrados

    Miembro Junior


    **
    34

    0
    RE: Conoce tu Router (2º parte)
    muy bueno la 2º parte
    20-10-2012 01:09 PM
    Buscar Responder


    Super moderadores

    Super Moderador (STAFF)


    ******
    1,352

    RE: Conoce tu Router (2º parte)
    Para los usuarios que me advirtieron de que no podían ver ninguna imagen del post.

    Subí las imagenes a otro servidor, ya que parece que el anterior daba problemas

    (Les ruego que cuando lean esto, comenten si pueden o no visualizar actualmente las imagenes)
    20-10-2012 02:58 PM
    Buscar Responder


    Salto de foro:


    Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

    Acerca ForoNsN - New Softwarez Network

    Somos una comunidad abierta a todo tipo de persona, con ganas de aprender y compartir todo tipo de conocimiento!

    ""El Don más grande que podemos hacer a otros no es compartir con ellos nuestra riqueza, sino hacerles descubrir la propia""

     

    Información