• ... Sin eventos.....

    • ... Se ruega leer las normas y reglas. Leer aquí

    • Bienvenido..


     
    Calificación:
    • 0 votos - 0 Media
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    Cómo poner una fábrica en la mesada de la cocina


    Colaborador

    Coaching by design


    *****
    2,023


    Cómo poner una fábrica en la mesada de la cocina
    Utilizada por diseñadores y aficionados, las impresoras 3D buscan perfeccionar sus modelos para llegar a un público más amplio.

    En su discurso del Estado de la Unión la semana última, junto con los pedidos estándar para lograr una reforma de la educación y la independencia energética, el presidente Obama hizo mención a una tecnología en crecimiento. En un laboratorio en Youngstown, Ohio, el presidente dijo: "los trabajadores están perfeccionando la impresión 3D que tiene el potencial de revolucionar la manera en la que fabricamos casi cualquier cosa".

    Cuando Brook Drumm vio clips del discurso en su casa, en las afueras de Sacramento, California, sintió ganas de atravesar la pantalla de su televisor y darle la mano al presidente. Drumm, un señor calvo, con barba candado y padre de tres niños, diseñó el Printrbot , un kit de impresión en 3D, de escritorio. Al igual que otras varias impresoras en 3D , ésta utiliza plástico derretido (aplicado capa por capa por un extrusor, similar a una pistola de pegamento, sobre una superficie calentada) con el objetivo de convertir diseños creados en una computadora en objetos reales.

    Como lo demostró Drumm en su campaña en Kickstarter, la que utilizó con el fin de recaudar más de 830.000 dólares para comenzar su negocio, a fines de 2011, la Printrbot es lo suficientemente pequeña como para caber en la mesada de la cocina, junto a la cafetera. "El objetivo de la compañía", dijo Drumm con confianza, "es poner una impresora en cada hogar y en cada escuela".

    La tecnología para la impresión en 3D ha existido durante años, y el presidente Obama se refería a sus aplicaciones en la fabricación. Pero hay una sensación creciente de que las impresoras en 3D pueden ser el hogar de los electrodomésticos del futuro, tanto como las computadoras personales lo eran hace 30 años, cuando Dick Cavett se refirió a la Apple II en un comercial de televisión como "el aparato de los años '80 para todas esas molestas tareas del hogar".

    Al igual que las computadoras, las impresoras en 3D originalmente demostraron su eficacia en el sector empresarial, costaban una fortuna y eran más voluminosas que una heladera. Pero en los últimos años, han surgido modelos de escritorio más económicos, y los futuristas y aficionados a la impresión en 3D ahora se imaginan un mundo en el que alguien tiene una idea para una herramienta de trabajo (o se le rompe una aguja del reloj de la cocina o pierde la tapa de la botella de shampoo) y simplemente imprime su invento o la pieza de repuesto.

    Algunos objetos creados con una impresora 3D
    İmage

    İmage

    İmage

    İmage

    İmage

    İmage

    İmage

    İmage

    Bre Pettis, jefe ejecutivo de MakerBot , la compañía con sede en Brooklyn que lidera la fabricación de impresoras en 3D para el mercado de consumo, ha visto cómo la tecnología está siendo aplicada. "Tenemos historias de personas que han reparado sus licuadoras, que han reparado sus máquinas de café", expresó.

    La base de datos de archivos de uso compartido que supervisa MakerBot, llamada Thingiverse , tiene actualmente más de 36.000 diseños para descargar. "Una de mis historias favoritas de Thingiverse es un padre que tiene una hija que mide 104 centímetros de altura", dijo Pettis. "Ellos estaban yendo a un parque de diversiones y no iba a poder subirse a ninguna de las atracciones porque la altura mínima era 106 centímetros. El papá hizo plantillas ortopédicas para sus zapatos".

    El último otoño (boreal), MakerBot abrió lo que podría ser la primera tienda dedicada a impresoras en 3D, en el bajo Manhattan. En el interior, modelos de demostración de la Replicator 2, una maquina cuadrada, de estructura de acero del tamaño de un horno de microondas, que se vende por alrededor de 2200 dólares, están imprimiendo constantemente, convirtiendo los archivos creados en Trimble SketchUp y en otro software CAD en cosas como modelos de arquitectura o carcasas para teléfonos inteligentes.

    Emmanuel Plat, director de comercialización de la división minorista del Museo de Arte Moderno, dijo que en su experiencia, ver cómo trabaja una impresora en 3D puede inducir un shock para el futuro. "Cuando la gente ve la máquina funcionando, queda fascinada", señaló Plat, quien se incluye entre los impresionados.

    Como parte de su colección denominada "Destino: Ciudad de Nueva York", en mayo, la Tienda de Diseño del MoMA (Museo de Arte Moderno, en idioma español) contará con una Replicator 2 para imprimir artículos destinados a la venta, inspirados en Nueva York, como por ejemplo un rascacielos en miniatura o un taxi; la gente también podrá comprar la impresora, dijo Plat.

    En una época en la que filmar un video con un teléfono y enviárselo a un amigo al otro lado del mundo es algo antiguo, no es fácil impresionar a la gente con la tecnología. Sin embargo, dondequiera que vaya últimamente, Plat dijo que oye a la gente hablando sobre la impresión en 3D. "Es la novedad en la comunidad del diseño y también en la comunidad creativa", agregó. "Las aplicaciones son ilimitadas".

    Pero a pesar de todo el entusiasmo en torno a la impresión en 3D, todavía existe una brecha significativa entre su potencial y la realidad actual. Los aproximadamente 15.000 primeros usuarios de una impresora MakerBot son, en su mayoría, profesionales del diseño o fabricantes aficionados, no son consumidores hogareños a quienes todavía les cuesta programar el control remoto. Y las cosas que imprimen aún tienden a ser baratijas, como juguetes, llaveros o simplemente piezas de plástico de colores con formas divertidas.
    Drumm compró un kit hace un par de años porque quería ser "la primera familia en la cuadra en tener una impresora en 3D", dijo. Después de ensamblar la máquina, una tarea complicada que requería conocimiento de soldadura, él y su hijo de 6 años, lograron imprimir un abridor de botellas. "Nos llevó 45 minutos y no fue muy bueno, pero me entusiasmó", dijo Drumm. "Bueno, estamos haciendo esto en la mesada de la cocina".

    Es un sentimiento que Pettis espera que otros padres compartan. Él apuesta a que van a comprar impresoras en 3D para sus hijos, a pesar de las limitaciones actuales, de la misma manera que su familia compró una computadora Commodore 64, a principios de la década de 1980. Las máquinas representan el futuro, señaló, y "por el costo de una computadora portátil" ofrecen "educación en temas relacionados con la fabricación".

    Aun así, a 2200 dólares, una Replicator 2 cuesta más que la mayoría de las laptops, y en esta perezosa economía se supone que las familias podrían encontrar usos más esenciales para ese dinero.

    Cuando diseñaba la Printrbot, esa fue una de las cosas que Drumm tuvo en mente. Él quería que el equipo fuera fácil de ensamblar y que no requiriera soldadura, dijo, pero sobre todo quería que fuera barato. "Era obvio que no podía costar 1.200 o incluso 800 dólares", dijo. Se decidió por establecer un precio de alrededor de 550 dólares.

    "La gente no sabe lo que va a hacer con ella", agregó. "Yo simplemente digo: 'Ésta es una tecnología tan nueva. Pruébela'".

    Al escuchar a Drumm relatar sus primeras incursiones en la impresión en 3D, o al ver la Replicator 2 imprimiendo una cosa de colores brillantes, uno se acuerda de otro anuncio de Apple, uno que data de unos años antes del de Dick Cavett. En el anuncio, una voz sintetizada promociona todo lo que una familia puede hacer con una computadora personal, como "crear pantallas en color deslumbrantes" en su televisión e "inventar sus propios juegos de Pong". Teniendo en cuenta la gran cantidad de usos que le hemos encontrado a las computadoras personales desde entonces, y lo indispensables que se han tornado, el anuncio es casi absurdamente pintoresco.

    Max Lobovsky, uno de los creadores de la Form 1 , una impresora en 3D de escritorio que es impresionante, tanto en su diseño como en la calidad de su impresión, dijo que la impresora 3D se encuentra en una etapa de evolución protozoaria similar. "No se trata sólo de la tecnología o de la reducción de los costos", señaló Lobovsky. "Las máquinas tienen que ser fáciles de usar, deben tener más capacidad y deben ofrecer más aplicaciones en el hogar. Creo que faltan todas esas cosas en la actualidad".

    Cómo se creó la impresora 3D RepRap





    Él y su socio, Natan Linder, crearon la Form 1, que se vende a alrededor de 3300 dólares, como una impresora en 3D accesible para profesionales. En septiembre último, recaudaron más de 2,9 millones de dólares en Kickstarter, lo cual es una prueba del entusiasmo en el mercado. Ven a la tecnología de impresión en 3D bajando desde las compañías a las pequeñas empresas, a los ingenieros, arquitectos y artesanos, a los que va dirigida la Form 1.

    "Hay un par de niveles más", dijo Lobovsky, "antes de que podamos llegar a todos los hogares".

    Puede que sólo sea cuestión de tiempo hasta que una impresora en 3D comparta un estante con la laptop o con el televisor y, por supuesto, Pettis ya cuenta con una Replicator 2 en su mesa ratona, en Brooklyn. Pero, por el momento, el lugar más común donde se puede encontrar una impresora de escritorio en 3D puede ser en un espacio de hackers, donde los aficionados se reúnen para compartir ideas y solucionar problemas de las que pueden ser máquinas difíciles de hacer funcionar.

    Consideremos lo que sucede con las impresoras en 2D, con sus atascos de papel y advertencias de niveles bajo de tóner, y luego recordemos que la mayoría de las impresoras en 3D utilizan plástico caliente y no vienen con una persona que las repare.

    "De todas las maravillas que he oído, la que mayor asombro me causa es que los hombres tengan miedo."
    Julio Cesar - W. Shakespeare

    Pinterest
    Facebook
    03-03-2013 07:59 PM
    Buscar Responder


    Salto de foro:


    Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

    Acerca ForoNsN - New Softwarez Network

    Somos una comunidad abierta a todo tipo de persona, con ganas de aprender y compartir todo tipo de conocimiento!

    ""El Don más grande que podemos hacer a otros no es compartir con ellos nuestra riqueza, sino hacerles descubrir la propia""

     

    Información